16 Días: La Dra. Ramírez de PROFAMILIA sana las penas del alma

Kelly Castagnaro, Oficial Superior de Comunicaciones

La Dra. Maria Isabel Corea Ramírez es una agradable mujer con una gran sonrisa, una mirada que inspira confianza y una manera calmada de actuar. En su rol de directora de la Clínica de PROFAMILIA en Tipitapa, Nicaragua, un pequeño poblado a 22 kilómetros al este de Managua, ella supervisa varios programas que ofrecen servicios esenciales de salud – como la anticoncepción y la atención prenatal- a miles de personas cada año.

Pero la Dra. Ramírez me informa que en la animada sala de espera de la clínica que gran parte de su tiempo también se dedica a atender un tipo de dolor que no puede curarse con una píldora o un examen físico: la violencia basada en género.

Según la Dra. Ramírez, las clínicas de PROFAMILIA son el único contacto que muchas personas tienen con el sistema de salud, razón por la cual la detección de violencia durante los chequeos prenatales y las consultas generales es de importancia crítica. Esto es especialmente cierto en Nicaragua, en donde las tasas de violencia contra las mujeres (VCM) son altas y donde existe una cultura de silencio en torno a este problema: menos de la mitad del total de mujeres que experimentan VCM buscan algún tipo de ayuda.


Related:

Comments

Post new comment

  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Sign up for News

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss