Historias/Blogagosto 17, 2018

“Es emocionante, ese momento cuando finalmente te encuentras”


“Imprimí una hoja con información y se la di a mis padres en una cena para que leyeran. Ya en mi cuarto tenía una maleta con ropa porque sabía que había dos opciones: ó me aceptaban o me rechazaban y no sabría a dónde ir, así que yo estaba preparada para ambas opciones”.

Candy Pamela es una mujer transgénero que vive en Panamá y fue la primera en poder cambiar su nombre legalmente en el país.

“Cuando tenía 14 años, comencé a investigar en internet”, dijo Pamela. “Tenía la frustración de saber quería saber qué era yo. Tenía amigos gays que me decían que yo era parte de su grupo, me decían que yo era algo más. me sentía como en el limbo: me sentía como una mujer, pero tenía cuerpo de niño. Mientras investigaba más sobre mi en Internet, me dije a mí misma ‘esto es lo que soy, y ¡guau, me encanta!’ Es tan emocionante, ese momento en el que finalmente te encuentras a ti misma”.

“Mi papá leyó la información y dijo ‘terapia hormonal, cirugías plásticas… ¿Dónde te compro estas cosas?’ “Fue una pregunta tan normal que lloré”. Candy fue aceptada y apoyada por su familia, desafortunadamente su experiencia no es algo común.

La transfobía esta desenfrenada en Panamá, como en toda América Latina, donde la mayoría de las mujeres transgénero mueren antes de llegar a los 35 años. América Latina lidera la lista de homicidios hacía personas transgénero a nivel mundial, cerca del 80% de ellos se producen en la región. Debido al estigma y la discriminación que enfrentan muchas personas transgénero al acceder a servicios vitales de salud, las mujeres transgénero tienen 50% más de probabilidades de adquirir VIH que la población en general.

Nuestro socio local, la Asociación Panameña de Planificación Familiar (APLAFA), respondió con una estrategia para enfrentar esta crisis. Decidieron trabajar con activistas locales del movimiento LGBTQI+ en sus esfuerzos para educación y prevención de VIH. Contrataron a promotores comunitarios de salud para llegar a las personas mas vulnerables con servicios e información, brindando capacitación, información, condones y pruebas rápidas de VIH. Candy ers una de esas activista y que se apoyo de su popularidad en redes sociales para brindar información, responder preguntas y referir a las personas transgénero a los servicios de APLAFA.

El restablecimiento y ampliación de la Ley Mordaza Global del presidente Trump recortó los fondos para que este programa tuviera una extensión, APLAFA continúa brindando pruebas rápidas de detección de VIH y otros servicios relacionados. Candy continúa luchando por los derechos de las personas transgénero al aprovechar el impacto que tiene en redes sociales y hablar en favor de los derechos humanos.

Actualmente, Candy trabaja como chef ejecutiva en uno de los restaurantes con más prestigio en Panamá. En abril de 2019, Candy viajará a Tailandia para representar a Panamá en un concurso de belleza internacional para mujeres transgénero.

“Siento que las cosas están cambiando en Panamá”, dijo Pamela. “Tengo esperanza para mi país y el mundo”.

"Es emocionante, ese momento cuando finalmente te encuentras"

Conoce a Candy Pamela, una activista que lucha por los derechos de las personas trangénero en Panamá