Trabajando con los gobiernos para reducir el embarazo adolescente

Si bien en la República Dominicana la fecundidad a lo largo de la vida se redujo a 2,6 nacimientos por mujer, los y las adolescentes tienen un acceso limitado a servicios integrales de salud sexual y reproductiva. Por ello, la tasa de fecundidad adolescente sigue siendo elevada (98 nacimientos por 1.000 mujeres de 15 a 19 años de edad), y las altas tasas de embarazo no planeado constituyen un problema persistente.

El trabajo de Profamilia, la Asociación Miembro de IPPF, contribuyo a la aprobación del Plan Nacional de Prevención del Embarazo en la Adolescencia en 2012, esta realidad está empezando a cambiar. La Asociación también lideró la creación del Comité Técnico Interinstitucional para la Prevención del Embarazo en la Adolescencia, un mecanismo de rendición de cuentas a cargo de monitorear la ejecución del plan.

Aunque fue una victoria muy importante, Profamilia sabía que esto no significaba necesariamente que se asignarían los recursos gubernamentales necesarios para llevar adelante la iniciativa. Para contrarrestar esta situación, Profamilia realizó un análisis de costos del plan y logró la participación de entidades gubernamentales, incluyendo los ministerios de salud, educación y economía. Luego de realizar el análisis, Profamilia pudo identificar los recursos necesarios para reducir el embarazo adolescente. El plan, con sus costos asociados, fue apoyado y presentado públicamente por la vicepresidenta en junio de 2013, y todos los ministerios involucrados acordaron asignar un total de casi US$3 millones para su ejecución entre 2014 y 2016.

Profamilia aprovechó el ímpetu y la voluntad política logrados para llevar su trabajo de advocacy un paso más allá. Sabiendo que las y los jóvenes no utilizaría servicios de salud sexual y reproductiva que no satisficieran sus necesidades, la Asociación inició un proceso de auditoría social, replicando el modelo utilizado por APLAFA en Panamá. La auditoría, llevada a cabo por jóvenes, incluyó la implementación de una encuesta para prestadores y usuarios de servicios de salud sexual y reproductiva y programas educativos. Los resultados finales de la auditoría, junto con las recomendaciones, fueron publicados y presentados a las autoridades gubernamentales.

En consecuencia, más de 1,9 millones de jóvenes dominicanos tienen acceso a una atención de la salud sexual y reproductiva y a información amplia y confiable sobre esos temas.


Related:
Dos regiones, un movimiento por la rendición de cuentas

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss