Somos estadounidenses, nada de sexo por favor

La pasión para recortar los fondos para la planificación familiar internacional

Originalmente publicado por RH Reality Check

En algún lugar del universo, estoy seguro que hay un planeta en donde sus habitantes no usan las relaciones sexuales para reproducirse, sino que usan la inseminación artificial o la clonación. Nosotros no estamos en ese planeta. En este planeta, hay innumerables especies en las que la hembra entra en celo en ciertos momentos del año y entonces los machos y las hembras tienen relaciones sexuales solamente para reproducirse. Nosotros, los humanos no somos parte de esas especies. En esos otros planetas y esas otras especies, cada embarazo es intencional y cada nacimiento es deseado, por lo que no se necesita la anticoncepción o el aborto inducido. Con los humanos no es así.

Nosotros los humanos hemos evolucionado, o sido creados, para usar el sexo no solamente para el embarazo, sino también para otros propósitos como: divertirnos, crear y mantener lazos emocionales, expresar amor y unir a la pareja para el largo trayecto de criar a los hijos. Esta es la razón por la que los seres humanos tienen relaciones sexuales aun cuando biológicamente no pueden embarazarse. Entre las estrategias que hombres y mujeres usan está la anticoncepción en momentos que no son oportunos para la reproducción. Pero para quienes carecen de acceso a la planificación familiar moderna, debido a condiciones de pobreza o falta de acceso a una clínica, la ayuda internacional de los EE.UU. puede reducir los embarazos no planeados y la tasa de aborto resultante. Pero, ¿por qué el contribuyente estadounidense debe pagar por un DIU de una mujer pobre en el Medio Oriente, Asia del Sur, África o Europa Oriental? ¿Por qué no pueden ellos simplemente dejar de tener relaciones sexuales no reproductivas? Bueno... también podría pedírseles que dejen de ser humanos. Uno podría pensar que las relaciones sexuales son un asunto privado. Normalmente, la cópula sexual lo es; pero sus consecuencias no lo son. Podemos pagar una pequeña cantidad ahora o una mucho mayor después. La prevención cuesta menos que los tratamientos; y no hay cura para muchas de las consecuencias de una población global más grande, de mujeres menospreciadas, de niños enfermos y hombres moribundos. Por eso, paguemos por anticoncepción moderna para quienes no pueden pagarla. Tiene sentido. El sexo no va a desaparecer. Es humano.
 


Related:

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss