De visita en Surinam: Parte 3

La siguiente es la tercera de una serie de tres partes. Haga clic aquí para leer la primera parte. Haga clic aquí para leer la segunda parte.

Cuando llevamos a cabo la acreditación de nuestras Asociaciones Miembros, trabajamos para evaluar la efectividad de la Asociación en cuanto a la prestación de servicios de salud sexual y reproductiva que sean accesibles y de calidad. Estas “auditorías” garantizan que cada afiliada cumpla con una extensa lista de estándares de la IPPF. Como parte de la acreditación, también deseamos saber qué rol desempeña nuestra Asociación en el país, y de qué manera colabora con otras organizaciones dedicadas a la promoción de la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

En Surinam, mantuvimos conversaciones con directoras/es de organizaciones de salud y hospitales, líderes del movimiento de mujeres, con una organización que promueve los derechos de las personas gays, una organización que trabaja con trabajadoras/es sexuales, y con la Presidenta del Parlamento.

Cuando llegué al lugar de la reunión que habíamos acordado con la Dra. Jenny Simons para conversar sobre nuestra Asociación Miembro Stichting Lobi, me encontré con una mujer alta, y de excelente presencia, que viste en forma elegante pero discreta, y que irradia autoridad y confianza en sí misma. La Dra. Simons, médica de profesión, ha sido parlamentaria durante 20 años y fue elegida Presidenta del Parlamento el año pasado; demuestra un gran entusiasmo por la marcha del programa nacional de lucha contra el SIDA, conoce en profundidad los temas en los que trabajamos, y es bastante abierta ante otros puntos de vista. La Dra. Simons tiene un buen concepto de Sichting Lobi, nuestra Asociación Miembro, y considera al equipo como un aliado clave en la tarea de promover la salud sexual y reproductiva a lo largo del país. Considera que el Ministerio de Salud debería brindar un mayor apoyo a Lobi a fin de garantizar el acceso a la anticoncepción en las regiones remotas, porque ella desea que disminuya el número de abortos en el país, y está planeando plantear esta cuestión en el Parlamento, una vez que logre reunir más datos.

Además de aumentar el acceso a la anticoncepción, otra de las medidas que contribuirían a disminuir la necesidad de recurrir al aborto es la mejora de la calidad de la educación en sexualidad que se imparte en las escuelas. La Dra. Simons nos recuerda con orgullo que Surinam es uno de los dos únicos países del Caribe en los cuales la educación sexual es parte del plan de estudios básico que se aplica a partir de tercer grado.

Pero Jacintha Dundas, que es miembro de la Junta de Stichting Lobi y está presente en la reunión, señala que el plan de estudios nacional sólo se limita a brindar información; dicho plan no contempla que se discuta sobre los valores, derechos y las habilidades que influyen en la toma de decisiones. La Dra. Simons considera que los maestros y los padres deberían fomentar esta discusión. Lobi ha capacitado a cientos de maestros, pero muy pocas de ellas/os fueron capaces de implementar los nuevos métodos que aprendieron debido a la falta de apoyo de sus directores. En la actualidad, Lobi está aplicando otro enfoque: capacitación en el lugar de trabajo para las maestras/os, en algunas escuelas. La Dra. Simons se muestra abierta ante la posibilidad de adoptar otra perspectiva sobre qué es lo que puede hacer el gobierno para brindar un mayor apoyo al trabajo que lleva adelante Lobi con los maestros, porque ella comprende claramente que la educación en sexualidad debería ser integral, personal y transformadora.

Si bien coincidimos en que es conveniente disminuir la necesidad de recurrir al aborto, todas nosotras desearíamos que el aborto fuera un procedimiento seguro en caso de que fuera necesario recurrir al mismo. En este sentido, un tema que genera inquietud en Surinam es la seguridad del misoprostol, un medicamento que las mujeres pueden tomar para interrumpir de manera segura sus embarazos. Sin embargo, actualmente algunas mujeres lo obtienen en el mercado a través de fuentes no reguladas (en lugar de farmacias), sin control de calidad o sin instrucciones sobre cómo debe ser administrado.

Una estrategia posible para revertir esta situación sería lograr que las autoridades intentaran prohibir de manera efectiva la venta por parte de cualquier otra fuente que no sean las farmacias. Otros países han intentado poner en práctica esta estrategia; sin embargo, la prohibición hizo que fuera más difícil para las mujeres conseguir el medicamento, y que el precio del mismo se encareciera; Un enfoque mucho mejor es el método de reducción de daños, que ha dado resultado en otros países, y que Lobi está planeando adoptar. Consiste, básicamente, en darle a las mujeres la información que necesitan para que puedan utilizar el Cytotec (la marca comercial del misoprostol) e interrumpir sus embarazos de forma segura.  

Las mujeres son las mejores guardianas de su salud, y lograrán que los comerciantes inescrupulosos se deban retirar del negocio si se les brinda la información correcta y se les garantiza el acceso a medicamentos seguros.


Related:

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss