Comprometida consejera Venezolana: Una entrevista con Belmar Franceschi

Como gerente de programas de la Asociación Civil de Planificación Familiar (PLAFAM) en Venezuela, Belmar Franceschi es responsable de la implementación de todos los programas relacionados con la salud sexual y reproductiva y derechos de la organización. Comenzó a trabajar como orientadora en 1993, en la sede de Petare, era estudiante de los últimos semestres de Trabajo Social. PLAFAM es pionera en la prestación de servicios y Advocacy en materia de salud sexual y reproductiva en Venezuela, y es un líder regional en sus esfuerzos por defender los derechos de las mujeres y las personas LGBT.

Para Belmar, la formación que recibió como parte de su trabajo con PLAFAM ha sido fundamental, le ha puesto a pensar seriamente sobre la discriminación que sufren las mujeres, y se ha comprendido intensamente por importancia de la igualdad de género y los derechos sexuales en su país.

¿Qué te motiva a trabajar para poner fin a la violencia de género en Venezuela?

Como orientadora, proporcioné apoyo legal y emocional a las mujeres, y ofrecí recursos de cuidado y protección. Cuando me uní a PLAFAM, participé como co-facilitadora de grupos de apoyo que tenemos para las mujeres que han sufrido violencia. El trabajo con estas mujeres me brinda mucha motivación para seguir aprendiendo en el tema de la violencia basada en género en nuestra sociedad. Yo trato de estar informada acerca de las nuevas oportunidades con el fin de fortalecer el trabajo de PLAFAM en un tema tan importante que todavía esta estigmatizado.

¿Cómo responde PLAFAM a la violencia de género?

Nuestro trabajo es amplio y se aborda desde diversos ángulos, incluida la capacitación de nuestro personal, la incorporación de detección de violencia basada en género dentro de la prestación de servicios de salud, tenemos grupos de apoyo para mujeres que han sufrido violencia, y hacemos referencias internas y externas oportunas de asesoría legal.

¿Cuál es la situación actual de la VBG en Venezuela?

Aunque no tenemos datos oficiales sobre la prevalencia de violencia contra la mujer en Venezuela existen estadísticas no oficiales de varias organizaciones no gubernamentales que trabajan en el tema. En 2011, el Ministerio Público informó que recibió diariamente entre 15 y 45 denuncias por violencia.

Los principales factores que contribuyen a la violencia de género se relacionan con la cultura patriarcal: los estereotipos de roles de género, la falta de conocimiento de la ley y la desigualdad institucional. Las pocas instituciones que hacen frente a la violencia basada en género no están equipadas para proporcionar cuidado comunitario, apoyo adecuado a las mujeres, y mucho menos imponer sanciones a los autores por actos de violencia física o emocional. El apoyo legal es insuficiente y los empleados públicos no están sensibilizados a las necesidades de las sobrevivientes de violencia, por lo que a menudo re-victimizan a las mujeres que acuden a ellos para presentar una denuncia.

En febrero, PLAFAM llevo a cabo sesiones públicas en materia de salud sexual y reproductiva. ¿Qué impacto tendrán estas sesiones sobre la violencia de género?

Estas sesiones tienen como objetivo mostrar el trabajo PLAFAM en la prevención de violencia basada en género y la respuesta a los profesionales que trabajan en los ámbitos educativos, psicológicos y médicos. Nuestro objetivo es el fortalecimiento de los derechos de las personas más vulnerables y promover la autonomía sexual y reproductiva. Las sesiones demostrar nuestro compromiso con la salud de las mujeres en diversas formas. Los programas y servicios de PLAFAM tienen la intención de apoyar la capacidad de las mujeres para tomar sus propias decisiones acerca de su salud emocional y bienestar físico.

Si pudieras decirle a tu gobierno que cambie una cosa para ayudar acabar con la violencia basada en género en Venezuela, ¿qué sería?

Venezuela se encuentra actualmente en una grave crisis institucional, donde los derechos humanos fundamentales, como educación y salud están siendo comprometidos. Leyes de salud sexual y reproductiva están siendo dejadas de lado por el gobierno nacional y las leyes destinadas a proteger a las mujeres frente a la violencia son ineficaces. Esto hace que sea imperativo para nosotros el seguir presionando por un mayor reconocimiento de la necesidad de abordar esta cuestión y para cultivar nuestra propia capacidad para responder de manera eficiente e integral a las necesidades de salud sexual y reproductiva de las mujeres.


Related:

Responder

  • Linhas e parágrafos quebram automaticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Endereços de páginas de internet e emails viram links automaticamente.

Mais informações sobre opções de formatação

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss