¿Qué rol juegan las mujeres en la sostenibilidad?

Yolí Sánchez Neyoy, Colaboradora Invitada

El trabajo de un defensor (en mi caso defensora) de la salud sexual y reproductiva nunca termina:

Aunque la sesión número 45 de la Comisión de Población y Desarrollo en las Naciones Unidas acaba de terminar, ya es hora de alzar nuestras voces en preparación para Río+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible que se reunirá este Junio en Brasil. Conforme la conferencia se acerca vemos que hay un tema que está resaltando desde ahora en distintos blogs y en las redes sociales: la necesidad de que la salud sexual y reproductiva de las mujeres esté presente como parte de los compromisos de los líderes hacia el desarrollo sostenible. Pero exactamente ¿cuál es el rol de los derechos y la salud sexual y reproductiva en el desarrollo sostenible? Y, ¿por qué hay que poner énfasis en las mujeres?

Permítanme comenzar con una aclaración: Los defensores de salud y derechos sexuales y reproductivos (SDSR) no somos entes monotemáticos en nuestra perspectiva o nuestras propuestas. Reconocemos que la humanidad tiene una serie de necesidades distintas, y que hay muchos retos que sobrepasar en este mundo. Aunque nuestro trabajo parece enfocado en un sólo tema, entendemos que el mundo requiere no sólo de SDSR, sino de recursos suficientes para una población en crecimiento, y de medidas de cuidado del medio ambiente. Todos estos objetivos se podrían cumplir a través de colaboración a través de distintos sectores - no trabajando aisladamente – y es precisamente porque Río+20 facilita esa colaboración, que es un evento único en esta generación.

Desde una perspectiva de SDSR, una población saludable y productiva debe incluir: mujeres que tengan la capacidad de tomar decisiones informadas respecto a su salud y reproducción; jóvenes adolescentes que pueden evitar embarazos y nacimientos no deseados; jóvenes que puedan protegerse de infecciones de transmisión sexual como el VIH; niñas que reciben apoyo y motivación para seguir con su educación, y sociedades en las que las mujeres no sean víctimas de estereotipos y violencia de género, por ejemplo al ser quienes llevan la mayor carga de procurar agua y comida para sus familias.

No podemos darnos el lujo de ignorar el vínculo entre SDSR, derechos de las mujeres, el medio ambiente, y la sostenibilidad. Necesitamos líderes que hagan de estos temas críticos e íntimamente ligados una prioridad en la agenda de Río+20.

Si tú, como yo, estás luchando por un resultado de Río+20 que en verdad promueva el desarrollo sostenible, dile a los tomadores de decisiones que están asistiendo a la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible que deben darle un merecido e importante lugar en la agenda de Río+20. Como la Directora Regional de IPPF/WHR Carmen Barroso escribió en Grist, “Las mujeres sostienen la mitad de los cielos, como dice un Proverbio Chino, y deben ser protagonistas en el siguiente capítulo de las aspiraciones de todo el mundo para un futuro sostenible”.

Yolí Sánchez Neyoy es una activista por la salud sexual y reproductiva que hace su contribución al mundo como oficial de participación juvenil en dance4life.


Related:

Comments

Post new comment

  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Sign up for News

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss