¿Cómo es el mundo que quiero?

Joan Soto, Directora Joven Profamilia Puerto Rico

El pasado 8 de marzo, cerca de 100 mujeres marcharon por las calles de la ciudad de Nueva york, como parte del Día Internacional de la Mujer. La inclemencia del tiempo no fue un obstáculo para que el grupo de mujeres que representaban distintos países pudieran marchar por un motivo en común. En el cual reside en la importancia de exigirle a los gobiernos que tomen medidas concretas para erradicar la impunidad-uno de los retos que no permite que haya justicia en los casos de violencia contra las mujeres-pues mayormente a nivel mundial, las personas que atentan contra los derechos de las mujeres no les cae todo el peso de la ley.

Salimos a las 10:00 am de la 1ª Avenida y la Calle 42, para dirigirnos hacia la Plaza Dag Hammarskjold, marchando con pancartas y uniendo nuestras voces con la esperanza de ser escuchadas y poder transformar el mundo. Mientras la nieve nos arropaba, decidimos continuar porque “somos imparables”.

Estratégicamente esta marcha surge en respuesta a la 57ma sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que tiene lugar en la sede de Naciones Unidas. En esta sesión, representantes de los Estados Miembros analizan los avances que han tenido sobre la eliminación y la prevención de todas las formas de violencia contra mujeres y niñas. Por consiguiente, muchas organizaciones a nivel mundial desarrollaron este esfuerzo para exigirle a los Estados que respondan, protejan y prevengan la violencia contra las mujeres y las niñas.

Al llegar a la plaza, varias activistas tomaron la palabra y expresaron su sentir sobre el tema de la violencia hacia la mujer. Recuerdo que una mujer hondureña, señaló que en la Resolución de las Naciones Unidas, no se añadió la erradicación de los femicidios como parte de los esfuerzos que se deben llevar a cabo para erradicar la violencia.

Como parte de esta iniciativa, muchas organizaciones se aliaron y apoyaron la causa, entre estas se encuentran: Association for Women Rights and Development, Development Alternatives with Women for a New Era, Feminist Task Force, Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir, entre otras.

En fin, decidí unirme a esta marcha porque yo soy mujer y estoy convencida de que es imprescindible levantar nuestras voces para eliminar la violencia hacia las mujeres y las niñas. Cuando hablamos de violencia basada en género, nos referimos a todo tipo de violencia que atenta contra el desarrollo y los derechos de las mujeres y niñas. Como activista mi misión es involucrarme y tomar acción para lograr el cambio que quiero. El mundo que yo quiero, es aquel en donde la equidad y la justicia prevalezcan.


Related:

Répondre

  • Les lignes et les paragraphes vont à la ligne automatiquement.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Les adresses de pages web et de messagerie électronique sont transformées en liens automatiquement.

Plus d'informations sur les options de formatage

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss