Se quita la mordaza a los derechos humanos de las mujeres

|

Clínicas de IPPF en 100 países pobres perdieron más de $100 millones de dólares debido a la ley mordaza

Durante décadas, los Estados Unidos fueron el mayor financiador de programas de planificación familiar en el Sur Global. Cuando la administración Bush impuso la ley mordaza, las clínicas en esa zona del mundo enfrentaron una dura decisión: perder el mayor flujo de financiamiento que tenían o poner en riesgo la atención a sus pacientes al negarles la opción de terminar con sus embarazos.

Pero la ley mordaza no solamente estuvo dirigida a los prestadores de servicios de aborto. Muchas de las clínicas que perdieron el financiamiento proporcionaban servicios esenciales de atención primaria a la salud a algunas de las mujeres más pobres del mundo y a sus familias. Miles de mujeres viviendo en condiciones de pobreza dependían de esas clínicas para obtener pruebas de Papanicolaou, vacunas para sus hijos, tamizaje de malaria, servicios de VIH/SIDA, y otros servicios de atención básica a la salud.

Muchas de esas clínicas estaban afiliadas a la Federación Internacional de Planificación de la Familia. En total, las clínicas de la Federación en 100 países pobres perdieron más de $100 millones de dólares de financiamiento debido a la ley mordaza.

La Federación estima que esta suma pudo haber evitado del orden de 36 millones de embarazos no planeados y 15 millones de abortos. Y los servicios de salud que salvan vidas, que fueron negados debido a la ley mordaza, pudieron haber evitado la muerte de más de 80,000 mujeres y 2.5 millones de infantes y niños en las áreas cubiertas por las asociaciones miembros afiliadas a la Federación.

VÍNCULOS:
http://www.rhrealitycheck.org/blog/2009/02/06/ungagging-womens-human-rights

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss