Samy.jpg

La educación sexual

El Nuevo Día | 2013-09-10

Cada año más de una decena de mujeres muere a manos de sus parejas en nuestra Isla y, mientras, no contamos con una respuesta efectiva a esta ola violencia de género. Al igual que otros problemas sociales, éste nace de la inequidad de género, la pobre educación sexual y la cultura machista.

Nuestros jóvenes viven inmersos en conductas de riesgo que resultan en embarazos no deseados, contagio de infecciones de transmisión sexual y VIH, violencia en la pareja e intolerancia. Las cifras son alarmantes.

Alrededor de un 40 por ciento de los adolescentes han tenido algún encuentro sexual antes de los 15 años. También representan un tercio de los contagiados con infecciones de transmisión sexual y un 15 por ciento con VIH. Incurren en actividades sexuales sin protección y cambian constantemente de pareja.

Para el 2008, se registraron más de 8,000 embarazos entre adolescentes de 10 a 19 años. Niños que, en gran parte, crecen por debajo del nivel de pobreza, sin seguro médico y con alguno de los padres desempleado. Y esto es sólo un fragmento del rompecabezas.

Resulta imperativo que se hagan cambios inmediatos a la educación sexual del país cuyo currículo sea integral, que incluya perspectiva de género y que reduzca la violencia machista.

LEER MÁS

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss