Informe Especial: Tres décadas de avances para el Tratado sobre las Mujeres, pero muchos retos siguen pendientes

|

30 años de la CEDAW han contribuido a una mayor conciencia global acerca de los derechos de las mujeres

La Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW), que llega a sus 30 años el próximo 18 de diciembre, ha contribuido a una mayor conciencia global acerca de los derechos de las mujeres y ha desempeñado un papel decisivo en los enormes avances hacia la erradicación de la discriminación y desigualdad en el mundo.

Sin embargo, el tratado todavía enfrenta enormes retos, incluido un nuevo y violento ataque conservador que busca revertir gran parte del avance logrado en favor de la igualdad de género.

IPS entrevistó a la profesora universitaria brasileña Silvia Pimentel, una de los 23 miembros del Comité que monitorea la implementación de la CEDAW en los 186 países que la han ratificado.

La CEDAW, es el tratado internacional más completo sobre derechos de las mujeres y se le considera la Carta Magna de los derechos humanos de las mujeres, constituyendo la columna vertebral institucional en el largo camino hacia la igualdad de género.

Como su nombre lo indica, el propósito de la Convención es erradicar las desigualdades de género en todos los estados partes, requiriéndoles que tomen "todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para asegurar el pleno desarrollo y adelanto de la mujer, con el objeto de garantizarle el ejercicio y el goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con el hombre".

En un receso de los continuos viajes que le exigen sus deberes en el Comité de la CEDAW, Pimentel, prominente feminista brasileña, habló sobre la CEDAW en anticipación de su 30º aniversario. Ella dijo: "Ha habido algunos avances, pero hay también esfuerzos conservadores fundamentalistas bien organizados – incluso dentro de las legislaturas – que están presionando para frenar el avance logrando en los derechos reproductivos. En cuanto a los derechos sexuales, las mismas fuerzas nos están deteniendo para avanzar".

Pimentel destacó especialmente los poderes otorgados al Comité para conducir investigaciones en casos de violaciones graves o sistemáticas a la Convención, actuando a partir de solicitudes presentadas por personas o grupos de personas que denuncien los abusos.

VÍNCULOS:
http://ipsnews.net/news.asp?idnews=49589

FUENTE: IPS News

FECHA ORIGINAL: 12/08/2009

 

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss