En Haití, el embarazo es muchas veces mortal

|

La pobreza extrema significa poca atención médica para las mujeres que dan a luz

Dar a luz es un asunto peligroso para la gente que vive en condiciones de pobreza en Haití, país que por mucho padece la más alta tasa de mortalidad en el Hemisferio Occidental. Según un informe de UNICEF publicado el año pasado, en el año 2006, de cada 100,000 nacimientos vivos, 670 mujeres haitianas murieron de causas relacionadas con el embarazo. En los EE.UU. ese número de muertes es 11 por cada 100,000 nacimientos vivos.

La tasa de mortalidad materna en Haití es más de cinco veces superior al promedio de América Latina y el Caribe. Es más alta que la de cualquier país del Sur de Asia o del Medio Oriente, con excepción de Afganistán y Nepal. Las peores tasas se tienen en África Occidental y Central, en donde un promedio de 1,110 mujeres mueren por cada 100,000 nacimientos vivos.

"La tasa de mortalidad materna en Haití es una vergüenza para el mundo occidental... Estas son muertes que se pueden prevenir", afirmó la Dra. Wendy Lai, especialista en atención obstétrica de emergencia  que trabaja con Médicos sin Fronteras, Holanda.

Las madres haitianas están amenazadas desproporcionadamente por los trastornos de eclampsia y pre-eclampsia, que provocan hipertensión, exceso de proteínas e inflamación; y pueden causar ataques de apoplejía, paro cardiaco, hemorragias cerebrales y la muerte.

VÍNCULOS:
http://www.msnbc.msn.com/id/29706995/

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss