El programa de vacunación de VPH en Panamá provoca el debate en torno a la educación en salud pública

|

El gobierno está perdiendo una oportunidad de educar a la ciudadanía

La campaña en Panamá para vacunar a todas las niñas de 10 años de edad contra el virus del papiloma humano, está planteando nuevas inquietudes entre algunos expertos en salud pública, sobre cuánta información debe revelar el gobierno acerca de esos programas.

Panamá es el primer país en hacer que la vacuna sea obligatoria y ofrecerla gratuitamente. Se informa que los padres de familia en Panamá han dado una amplia acogida al programa de vacunación, a diferencia  de los EE.UU., país en donde ha habido cierta objeción para vacunar a las niñas jóvenes, sobre la base de que eso podría incentivar la actividad sexual temprana.

En este sentido José Cedeño, de Planned Parenthood Panamá, dijo que no había objeción por parte de los padres de las niñas, debido a que los funcionarios del gobierno no les han dicho claramente que la vacuna protege contra un virus de transmisión sexual.

El mensaje de que la inoculación es "simplemente una 'vacuna contra el cáncer' es central para la forma en que el gobierno promueve este programa de vacunación por TV y radio". Cedeño dijo que, debido a que no hay un programa de educación sexual en Panamá, el gobierno está perdiendo una oportunidad de educar a la ciudadanía.

VÍNCULOS:
http://www.medicalnewstoday.com/articles/143594.php

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss