El asedio a Planned Parenthood

|
  • “No he visto que quieran proponer una alternativa”, dijo Richards

Como si no tuviéramos ya suficientes guerras, la Cámara de Representantes de los EE.UU. ha declarado una guerra contra Planned Parenthood.

Quizá, esto es parte de un tema más amplio. El mes pasado, ellos votaron para revocar la ley de salud. Este mes, van tras una organización que proporciona a millones de mujeres servicios tanto de planificación familiar como atención básica a la salud, como pruebas de pap y detección de diabetes, cáncer de mama, cáncer cervicouterino y enfermedades de transmisión sexual.

Planned Parenthood NO utiliza dinero del gobierno para proporcionar servicios de aborto; el Congreso ya lo prohíbe, con excepción de casos de violación, incesto o para salvar la vida de la madre.

Planned Parenthood sí dedica dinero a sus propios servicios de aborto; y eso es lo que la vuelve blanco de ataques.

Pero esto es lo más notable acerca de este debate: La gente que está tratando de hacer quebrar a Planned Parenthood no parece estar preocupada por lo que pasaría a los 1.85 millones de mujeres de bajos ingresos que obtienen servicios de planificación familiar y atención médica en las clínicas de esta institución cada año. Esto simplemente no resulta. No hay siquiera un borrador de plan de contingencia.

AUTOR/A: Gail Collins

VÍNCULOS:

The Siege of Planned Parenthood

FUENTE:
NY Times

FECHA ORIGINAL:
02/04/2011

 
in

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss