Debate sobre el aborto en Chile

|

El embarazo de una mujer reaviva el cuestionamiento sobre la prohibición de todas las formas de aborto en Chile

Un día de estos, Karen Espíndola, mujer chilena de 23 años de edad, dará a luz a su primer hijo. Ella sabe que el bebé probablemente no sobrevivirá; y, si lo hace, sufrirá de severas malformaciones y defectos en el cerebro. A Espíndola no se le permitió abortar; y, ahora, ella quiere demandar al estado por los nueve agonizantes meses que le ha hecho pasar.

Habiendo sido legal desde 1931, el aborto en estas circunstancias extremas fue prohibido por la dictadura de Pinochet.

Entonces ¿qué hacen las mujeres en Chile bajo estas circunstancias? Si tienen dinero, van a clínicas privadas o con médicos que practican abortos en condiciones seguras e higiénicas. Alternativamente, pueden incluso pagar por un boleto de avión a un país en donde el aborto sea legal. Sin embargo, la mayoría recurre al aborto clandestino e inseguro, realizado por personas que dicen ser médicos o parteras.

Desde luego, muchas de esas mujeres terminan en el hospital. Y ahí es cuando las y los médicos se enfrentan a un dilema: ¿Deben preservar la confidencialidad y privacidad de sus pacientes, o entregarlas a la policía como se los exige la ley? Pocos llaman a la policía. Sin embargo, cerca de 200 mujeres han sido arrestadas por haber tenido abortos en los últimos años y están ahora en libertad bajo palabra. Una docena de ellas sigue en prisión.

VÍNCULOS:
http://www.globalpost.com/dispatch/chile/090203/chiles-abortion-debate

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss