Juventud Boliviana tome acción para satisfacer sus necesidades

Más de la mitad de los aproximadamente nueve millones de habitantes de Bolivia vive en situación de pobreza o de indigencia, y millones – particularmente jóvenes – necesitan desesperadamente servicios básicos de salud sexual y reproductiva. Más de tres cuartos de los bolivianos están excluidos de los servicios de salud, y uno de cada cinco jóvenes no conoce ningún método anticonceptivo. Durante más de dos décadas, CIES, la Asociación Miembro de la IPPF/RHO en Bolivia, ha jugado un papel protagónico en el abordaje de este problema.

En 2009 el gobierno boliviano adoptó una nueva constitución que abrió oportunidades inéditas para la incidencia política en una gran cantidad de temas a menudo ignorados, incluyendo la salud sexual y reproductiva de los jóvenes. En el marco del proyecto Voces, CIES utilizó esta apertura para exigir que el gobierno rindiera cuentas acerca de su compromiso con la mejora de programas y servicios de salud para todos los bolivianos, especialmente los jóvenes. CIES empezó por organizar conversaciones con grupos juveniles en cinco regiones. El objetivo era comprender mejor los desafíos de salud que ellos y sus pares deben superar, entre ellos, el embarazo no deseado y las violaciones a sus derechos. Estas conversaciones evolucionaron hacia la formación de vastas redes juveniles, y el espacio que crearon se convirtió en un foro para la concientización de los jóvenes acerca de sus derechos y el desarrollo de capacidades de advocacy, necesarias para exigir que los actores estatales los hagan cumplir.

A medida que más y más jóvenes se movilizaron en todo el país para defender sus derechos, CIES siguió avanzando, creando alianzas de trabajo con el gobierno y ampliando las oportunidades para la participación pública en todos los niveles del proceso de toma de decisiones del gobierno. Con la expansión de las oportunidades, las redes juveniles de El Alto – una de las comunidades más marginadas de Bolivia – empezaron a trabajar estrechamente con las autoridades locales para garantizar la inclusión de servicios de salud sexual y reproductiva amigables para jóvenes en la legislación boliviana.

Este proceso ayudó a jóvenes como Rodolfo Palermo, un líder de la red juvenil de El Alto, no sólo a alzar la voz, sino a hacerse escuchar. “En muchos casos, los tomadores de decisiones no sabían nada acerca de la situación de los jóvenes: creían que no teníamos ningún problema”, cuenta Rodolfo. “Pero gracias al proyecto Voces, me reuní con las autoridades y exigí soluciones para los problemas de salud de los jóvenes. Empezaron a escucharnos y se dieron cuenta de que teníamos argumentos sólidos para exigir cambios. Nos empezaron a tomar en serio, y las cosas cambiaron”.

Los esfuerzos de Rodolfo y sus pares dieron resultado: como consecuencia del trabajo continuo de advocacy de CIES y su red juvenil, se aprobó una ordenanza municipal en El Alto que establece que deben ofrecerse servicios de salud sexual y reproductiva en centros de salud que brindan atención diferenciada para adolescentes. Esta victoria tuvo un impacto en todo el país, y se están exigiendo cambios similares en otras regiones. El Ministerio de Salud empezó a ocuparse públicamente de la salud sexual y reproductiva y, en particular, de la necesidad de ofrecer atención diferenciada a los adolescentes en todos los servicios bolivianos y de elaborar un programa nacional de prevención del embarazo adolescente.

En los próximos años, CIES y los jóvenes como Rodolfo seguirán exijiendo rendición de cuentas al gobierno para que renueve su compromiso de mejorar la salud sexual y reproductiva de la juventud boliviana. “El proyecto nos permitió a los jóvenes presentar nuestras necesidades y demandas al gobierno municipal”, dice Rodolfo. “Los jóvenes somos el presente. Traemos ideas, aportes y un deseo de cambiar el mundo”.


Related:
Gobierno mexicano da prioridad a la salud sexual y reproductiva de la juventud

Responder

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss