Salvando Vidas

con PLAFAM Venezuela staff

En el mundo hay millones de mujeres que carecen de acceso a servicios de salud reproductiva, incluyendo la libertad para tomar decisiones sobre sus embarazos y opciones seguras en materia de aborto. Como consecuencia, unos 19 millones de mujeres recurren anualmente a abortos inseguros que en muchos casos producen la muerte o graves perjuicios de salud. En América Latina y el Caribe las tasas de incidencia de abortos inseguros figura entre las más elevadas del mundo; el número de abortos inseguros llega a los cuatro millones por año, de los cuales 70% se registran en mujeres menores de 30 años de edad.

Afortunadamente, gracias a profesionales de la salud como Luisa Ceballos que dan atención integral a mujeres que enfrentan un embarazo no deseado, incluyendo información sobre los riesgos y complicaciones asociadas con el aborto inseguro y sobre alternativas menos riesgosas, se está contribuyendo a reducir la morbi-mortalidad asociada con abortos inseguros en países con contextos legales restrictivos de la región.
   
Luisa Ceballos es una orientadora de la Asociación Miembro de la IPPF/RHO en Venezuela, PLAFAM. Ella nos cuenta su historia, un poco de todo lo que ha sido su labor en esta institución y lo gratificante que es para ella poder ayudar a las personas que se le han acercado.
30
Tengo 51 años y de los 19 años que llevo trabajando en PLAFAM, cinco años he sido orientadora. Empecé a trabajar en los temas de salud sexual y reproductiva, en específico en el modelo de reducción de riesgo y daños, porque quería ayudar, orientar y apoyar a todas las jóvenes, sobre todo a las adolescentes que inician su vida sexual a temprana edad, para evitar en lo posible que tengan alguna complicación.  

Me encanta, me gusta, me siento muy bien de trabajar en PLAFAM. Siento que estoy donde debo estar y trabajando para quien debo trabajar. Todos en conjunto debemos trabajar para lograr el mismo proyecto. Yo brindo toda la información que amerite la paciente. Doy todo el apoyo y la orientación que cada una necesita. Ofrezco toda la asesoría y la ayuda que yo como orientadora pueda darles, así como poner a su disposición todas las herramientas con que cuenta la institución. En mi trabajo, lo más difícil es no poder dar tanto como quisiera. Aquí llegan mujeres víctimas de violencia y una las refiere a los/as especialistas con los que contamos aquí con la salvedad de asesoría legal y jurídica. Si contáramos con esas herramientas pudiéramos darle una respuesta más eficaz a sus problemas.

De todos modos, yo pienso que mi trabajo esta teniendo bastante impacto en la comunidad. No te hablo ni de cifras ni de porcentaje exacto pero hay bastantes pacientes y usuarios/as y entre ellos mismos se transmiten la información que nosotros aquí les brindamos. Viene gente de todos lados, incluso de otros estados, a buscar información u orientación.  Si no existiera el proyecto sería terrible para la comunidad que viene a nosotros buscando las respuestas, ayuda y orientación que los hospitales no les brindan.

En realidad me gusta todo lo que hago aquí en PLAFAM. Me siento muy bien al ver que mi trabajo ayuda a otras personas y más cuando dan solución a sus problemas. Siento que por mi trabajo aquí tengo como más sensibilidad y he aprendido a mirar con otros ojos los problemas de los demás y me gustaría poder contar con más herramientas actualizadas, al igual que poder adquirir más conocimiento para tener mucho más que brindarles a las personas que acuden a la institución.


Related:

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss