Pobreza, embarazo y maternidad en la adolescencia

Carlos Macazana, Colaboradoro Invitado

Actualmente en el Perú la población mayoritaria la constituyen las y los adolescentes quienes representan un 20% de la población total, constituyendo un grupo que sobrepasa los 5 millones de personas según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI,2008). Ante este grupo de personas nuestras autoridades electas han adquirido retos y compromisos históricos que deben cumplir, compromisos como el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo - CIPD y los Objetivos de Desarrollo del Milenio - ODM desde los cuales se insta a los Estados a respetar y garantizar los derechos humanos (incluyendo dentro de estos a los derechos reproductivos) de las y los adolescentes. Para el Estado peruano esto aún constituye un gran desafío y a la vez una oportunidad para hacer posible esa Gran Transformación que se ha trazado como meta y la cual muchos creemos posible.

En estos 2 compromisos internacionales el Estado Peruano se ha comprometido con acciones en específico referidas a garantizar el desarrollo de este grupo poblacional a través de su salud sexual y reproductiva: Reduciendo embarazos no deseados, casos de VIH/sida, muertes por causas relacionadas a la maternidad, brindando servicios de salud e información sobre su sexualidad, eliminando obstáculos jurídicos, etc. Sin embargo las condiciones actuales son muy preocupantes si tenemos en cuenta que en la población adolescente más pobre, el embarazo llega a un 22,4% (INEI, 2011), y en zonas de la selva peruana como Ucayali y Loreto es del 30% (INEI y UNICEF, 2011).

Paralelamente esta situación ha llegado a originar una realidad más que delicada al experimentar la maternidad en la adolescencia, con un impacto que puede llegar a ser negativo en el desarrollo personal de las adolescentes. Según el INEI del total de estas mujeres jóvenes en el país sólo el 5,8% de ellas que viven en el área rural y el 17,0% del área urbana asisten al colegio, el porcentaje restante ha dejado el colegio limitando así sus posibilidades de desarrollo personal, incluyendo el acceso a un empleo digno y bien remunerado; así lo demuestra esta misma institución quien nos señala que las mujeres que fueron madres en la adolescencia realizan trabajos menores en un 66.6% como trabajadoras del hogar, trabajos en agricultura, pesca o minería, y un 19% en trabajos familiares por los cuales no reciben remuneración (INEI, 2010). En general las mujeres adolescentes peru-wanas que son madres viven enfrentando obstáculos que contribuyen al que el círculo de la pobreza no se rompa. El embarazo y la maternidad constituyen situaciones con alto contenido de stress, pudiendo llegar a constituirse en una causa de mortalidad materna, sobre esto el Ministerio de Salud ha identificado como una causa indirecta de la muerte materna en adolescentes al suicidio con un 39% de incidencia (MINSA, 2011).

Con estas cifras de embarazo y maternidad en la adolescencia es y será muy difícil hablar de reducción de la pobreza en el Perú; por tanto es urgente revertir esta situación a través de la implementación de políticas y recursos públicos suficientes para brindar una educación integral en sexualidad dentro de los colegios y servicios de salud sexual dirigidos a adolescentes los cuales empoderen en la toma de decisiones y posibiliten el desarrollo de un plan de vida desde esta etapa para alcanzar metas a largo plazo en beneficio ellas, ellos y nuestra sociedad; de igual forma es urgente que a nivel legal se eliminen las barreras legales que actualmente restringen en esta población el acceso a estos servicios de salud y a esta información. Estas acciones constituyen compromisos pendientes de alcanzar como parte de los OMD (5b) y la CIPD que tiene como plazo final el año 2015, por tanto deben constituir una agenda clara del actual Gobierno y una muestra específica de su preocupación y trabajo en favor de este grupo poblacional.

Esta es una las formas más urgentes de combatir las inequidades que vive nuestro país y que el actual presidente Ollanta Humala ha manifestado que eliminará, incluyendo a las y los adolescentes dentro del desarrollo de nuestro país y siendo parte de la Gran Transformación que todos esperamos.

Carlos Macazana es el Coordinador del Proyecto Prevenir con Educación de INPPARES en Perú.

Originalmente publicado por la Coalición de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos


Related:
¿Qué es la Comisión de Población y Desarrollo?

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss