Mujeres que Inspiran el Cambio: Doña Esperanza

Carmen Barroso, Directora Regional

Durante los muchos años que he dedicado a la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, he tenido la suerte de conocer y aprender de múltiples modelos a seguir. Me di cuenta de cientos de historias de mujeres inspiradoras, cuya lucha diaria para proveer servicios de salud de calidad a las personas más vulnerables del mundo me hace sentir orgullosa de ser parte del movimiento mundial por la salud. Una de esas personas es Doña Esperanza, una mujer con quien me encontré solamente una vez, pero esa única vez basto para tener un impacto muy fuerte, en un momento crucial en mi carrera.

Cuando estaba dejando mi posición en la Fundación MacArthur, para comenzar a trabajar en IPPF/RHO, en MacArthur me dieron un generoso regalo de despedida, que me permitió visitar la Asociación Demográfica Salvadoreña (ADS), Asociación Miembro de IPPF/RHO en El Salvador. Mis Anfitriones en ADS me llevaron a uno de sus puntos remotos de información, donde Doña Esperanza había construido una pequeña habitación junto a su casa para brindar consejería y distribución de anticonceptivos. Después de enfrentarnos con caminos casi imposibles de recorrer, sobre un terreno montañoso durante varias Horas, Doña Esperanza nos recibió con una cálida sonrisa y una entusiasta descripción de su rutina diaria.

Todo a su alrededor revelaba, el por qué Doña Esperanza es tan extraordinaria. La acogedora sala estaba decorada con carteles sobre la anticoncepción, mezcladas imágenes de santos. Doña Esperanza explicó que ella defiende la privacidad de sus clientes, por ello pone mucho cuidado en la reparación de cualquier orificio que se haya abierto en las paredes de adobe, y que las decoraciones ayudan a ocultar las feas parchaduras de yeso. Continuó dándome la vívida con la descripción de los desafíos a los que se enfrenta todos los días.

El compromiso de Doña Esperanza con sus clientes va más allá del simple “deber”. Ella acompaña a las mujeres que son víctimas de violencia doméstica a las comisarías de policía para pedir protección y ella misma enseña a sus vecinos que la violencia contra las mujeres es un delito, ya que 150 países firmaron la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en Ingles). Orgullosa de sus acciones locales para mantener a salvo a las mujeres de los maltratos y peligros representados en las demandadas del tratado internacional de derechos humanos, que con entusiasmo me muestra una copia gastada de la CEDAW en su escritorio.

Salí de la casa de Doña Esperanza con un sentimiento de conmoción e inspiración. Y ese sentimiento lo he llevado en mi memoria en los últimos nueve años que llevo como Directora Regional de IPPF/RHO.


Related:
Mujeres que Inspiran el Cambio: Brígida Concepción Ortega Fleitas

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss