Defendiendo el poder de Advocacy de los Jóvenes en Guatemala

Mandy Van Deven, Administradora de contenido en linea

La tasa de fecundidad adolescente en América Latina y el Caribe supera la media mundial, y 1 de cada 3 mujeres de la región da a luz antes de los 20 años. En zonas rurales, la tasa de natalidad entre las adolescentes es aún mayor. Esto es en parte debido a las graves disparidades de ingresos entre ricos y pobres en la región, lo cual se traduce en desigualdades de acceso, educación sexual, anticoncepción y cuidado de la salud.

En América Latina, región que tiene la distribución de ingresos más desigual del mundo, muchos adolescentes no tienen acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. Investigaciones recientes muestran que la desigualdad de ingresos se ha acrecentado en los últimos 15 años en América Latina y el Caribe, y el impacto está siendo injustamente absorbido por 160 millones de jóvenes en la región. Con una población por de bajo de los 25 años de edad cercana a la mitad de la población mundial, el aumentar el acceso de los jóvenes al cuidado de la salud sexual y reproductiva es fundamental.

En Guatemala, APROFAM (Asociación Pro Bienestar de La de la Familia de Guatemala) tiene una larga historia en el trabajo con jóvenes, tanto clientes, como activistas en difusión y campañas de advocacy. Además de aprovechar los servicios de salud amigables para jóvenes de APROFAM, mujeres y hombres jóvenes toman la iniciativa del programa Jóvenes sin Censura, como multiplicadores (educadores pares) y activistas políticos. Su trabajo se centra en la promoción de la educación integral en sexualidad (EIS) en la región.

APROFAM es miembro de la Coalición Mesoamericana, junto con otras Asociaciones Miembro de IPPF/RHO y otras organizaciones de sociedad civil, formando una alianza de regional que realiza labores de advocacy por cambios en la política de EIS en toda Centroamérica. Los educadores pares de APROFAM han sido creativos y abiertos en sus labores de advocacy, y como resultado han sido reconocidos por las organizaciones aliadas de Mesoamérica como un elemento clave del éxito del proyecto en Guatemala.

Su trabajo esta estableciendo que la voz de los jóvenes sea tomada en serio por los medios de comunicación ayudando a lograr un amplio reconocimiento de los derechos sexuales de los jóvenes y la necesidad de proporcionar educación integral en sexualidad, en conjunto con servicios para jóvenes, de esta forma los jóvenes tienen recursos para prevenir embarazos no deseados.

Los educadores de pares de APROFAM, han sido el eslabón más fuerte para llegar a los jóvenes más vulnerables de Guatemala. Para satisfacer las necesidades de la población joven sin hogar del país, APROFAM se asoció con otras organizaciones y distribuyó cupones que pueden ser canjeados por servicios de salud gratuitos en las clínicas de APROFAM. Los educadores pares distribuyen estos cupones, mientras dan charlas educativas en ferias de salud y escuelas. Como resultado, el número de jóvenes que utiliza las clínicas se ha incrementado.

Las actividades de los Jóvenes sin Censura tienen mucha cobertura en los medios de comunicación locales, dándoles la posibilidad única de incluir mensajes positivos de salud en la radio popular y programas de televisión. Este tipo de cobertura que también ayuda a ampliar sus esfuerzos de advocacy, tales como sus acciones en apoyo de una nueva ley de educación sexual. La movilización dinámica y vibrante de los jóvenes en favor del proyecto fue fundamental. Los jóvenes han coordinado y dirigido la campaña de advocacy, desarrollando fuertes vínculos con el Ministerio de Educación y otras alianzas clave en el progreso. En última instancia, el Congreso Nacional aprobó la ley.

En Guatemala, las iglesias católicas y evangélicas tienen una influencia política considerable y se han pronunciado en contra de la educación sexual. El trabajo de los educadores pares de APROFAM en los medios le ha dado vuelta a esa publicidad negativa usándola en su propio beneficio. Ellos utilizaron los ataques de la oposición en materia de derechos sexuales de jóvenes como una oportunidad para dar a conocer los servicios de salud sexual y reproductiva. Las fuertes y efectivas alianzas construidas con el Ministerio de Educación, Médicos sin Fronteras y otras coaliciones regionales ayudaron a establecer a la EIS como una prioridad nacional, y que fueron capaces de lograr sus objetivos.

APROFAM ha hecho un gran trabajo al desarrollar e implementar con éxito programas de educación y de alta calidad en los servicios amigables para jóvenes. Aunque esta asociación era previamente conocida y bien posicionada en Guatemala, sus éxitos de advocacy con la Coalición Mesoamericana le han añadido una imagen positiva como líder por los derechos de la juventud. Y el trabajo vital de los multiplicadores de APROFAM ha ganado credibilidad nacional empoderando el trabajo de advocacy de los jóvenes.

Para ver las fotos de las actividades de advocacy por los jóvenes en la Coalición Mesoamericana, haga clic en la presentación de diapositivas.

Adaptado de la Evaluación Externa de SALIN + Projects


Related:
Poniendo las necesidades de los jóvenes en el Centro de Salud Sexual en el Perú

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss