Celebramos la Inauguración de la Comunidad LCDC en la Aldea Global

María I. Rivera, Colaboradora Invitada

¡Ya se corto la cinta en la Aldea Global! La inauguración de la comunidad organizada por La Colaborativa de la Diáspora Latino-Caribeña (LCDC) fue una ocasión alegre, celebrada por homenajes preparados por los famosos DC Cowboys y después la Compañía de Baile Ashe. Este grupo de jóvenes dedicados a la preservación de la cultura Yoruba, a través del baile y canción, animaron al público con su combinación de baile y rendición de “Wakka Wakka” por Shakira.

La comunidad de La Colaborativa de la Diáspora Latino-Caribeña (LCDC) fue desarrollada por un grupo multidisciplinario y multinacional de profesionales en el VIH, representa aproximadamente 50 diversos programas comunitarios de VIH/SIDA del Caribe, los Estados Unidos y Latinoamérica. El tema del espacio este año es Puentes Entre Vecinos, que también llama atención a la propuesta de la conferencia entera cual es Juntos Cambiamos el Rumbo. El espacio está organizado por vecindarios representando las regiones del Caribe, Suramérica, Centroamérica, México, y los Estados Unidos, cada región conectada a la próxima por un puente simbólico del flujo de intercambios e interconexión históricos y culturales entre estas regiones del mundo. También simboliza la armonía y solidaridad entre los dedicados a trabajar para eliminar la epidémica de VIH. Tengo que decir que en concluir mi día como participante en el Foro de Investigaciones de VIH/SIDA entre Latinos, es claro que en estos esfuerzos, Latinos ya estamos colaborando más como hermanos y hermanas que simplemente vecinos.

La comunidad ofrece paneles, afiches, presentaciones, películas, actuaciones especiales y muestras interactivas en la Aldea Global. Abierto al público, la comunidad sirve como un recurso único para oportunidades educativas, culturales, sociales, y científicas.

Como Puertorriqueña, espero que a través de las conversaciones en el espacio durante esta semana y por resultado de los meses de trabajo cooperativo anticipando la conferencia, que las colaboraciones entre naciones hispanas y no hispanas Caribeñas persistan.

Al terminar la ceremonia inaugural decidí pasar por otras partes del mundo. Al frente de las columnas de la entrada de la comunidad LCDC, me encontré con el espacio de las indígenas. Escuchando la pasión de la oradora, me hizo pensar que no podemos olvidarnos de nuestros hermanos indígnenos, quienes sus antecedentes contribuyeron a cada cultura regional distinta, a nuestras identidades individuales y a la mezcla única que llamamos Latinoamérica. Como Latinos, ni en Latinoamérica ni en los estados Unidos, podemos olvidar lo que es luchar por la dignidad de otras minorías tomando en cuenta que sobre todo la lucha en prevenir la transmisión de VIH es un gran parte de asegurar y apartar los derechos humanos a cuales somos todos merecidos. Si extendemos estos diálogos y colaboraciones más allá de nuestra comunidad, más allá de Latinoamérica y los Estados Unidos, podemos construir puentes entre todas regiones del mundo. Aquí en la Aldea Global se está iniciando ese proceso y estoy muy orgullosa de poder ser testigo.

María I. Rivera es Embajadora de la organización National Latino AIDS Action Network que asiste a la Conferencia de SIDA 2012.

Originalmente publicado en National Latino AIDS Action Network.


Related:
¿Qué pasó con lo firmado?: Exijo mi educación sexual

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss