Activistas bolivianos preguntan: ¿Es realmente una 'Marcha por la Vida'?

Alan Deivid Figueroa Frías, Director Asociado del CIES

El 7 de noviembre, el Consejo Departamental de la Juventud, el Comité Cívico Femenino, y la Arquidiócesis de Santa Cruz, una ciudad conservadora en Bolivia, convocó a una "Marcha por la Vida" en contra de la despenalización del aborto en el país. La coalición pro-vida utilizó el eslogan "desde la concepción hasta la muerte natural".

En respuesta, jóvenes, hombres y mujeres, estudiantes, académicos, profesionales y activistas han exigido que el Consejo Departamental de la Juventud, una institución pública, se retire de la lista de participantes en la "Marcha por la Vida", partiendo del hecho de que una institución pública no debe alinearse con ideologías religiosas o políticas que interfieren con su función como representante imparcial y equitativa de las personas. Los activistas estaban alarmados por la decisión del Consejo Departamental de la Juventud de participar en la marcha sin el consentimiento de las y los consejeros integrantes. Ellos exigen que el Consejo Departamental de la Juventud represente los principios de igualdad, equidad de género e inclusión - y rechazan el fracaso del Departamento de defender el derecho de los jóvenes a la autonomía sobre sus propios cuerpos.

Los activistas que se oponen a la "Marcha por la Vida" están abogando por los derechos sexuales y reproductivos y servicios en Bolivia, donde las tasas de mortalidad materna más altas se registran en segundo lugar en América Latina y el Caribe. Según la Fundación Canadiense para las Américas, la hemorragia durante el embarazo, incluyendo la hemorragia relacionado con el aborto, es la principal causa de mortalidad materna en Bolivia (citado en un informe solo disponible en ingles). El aborto inseguro es la tercera causa más común. Estudios recientes indican que el acceso a los servicios de planificación familiar podría prevenir el 75% de las muertes maternas y el 50% de las muertes neonatales, principalmente mediante la reducción de los abortos inseguros y embarazos no deseados.

Activistas recientemente organizaron una conferencia de prensa sobre la "Marcha por la Vida" en un esfuerzo para movilizar apoyo e informar al público acerca de la necesidad de servicios de salud sexual y reproductiva. Emitieron un comunicado que pidió una "comprensión del aborto como un tema de la democracia, la justicia social y la salud pública", y citó un informe del 2011 hecho por el Ministerio de Salud de Santa Cruz que encontró que aproximadamente el 37% de los casos registrados de embarazos no deseados se encontraban entre las mujeres menores a 20 años.

CIES, Asociación Miembro de IPPF/RHO en Bolivia, ha logrado desarrollar alianzas con el gobierno y ampliar las oportunidades para la participación pública. En el 2009, cuando el gobierno boliviano aprobó una nueva constitución, CIES aprovecho del momento para exigir la rendición de cuentas del gobierno a su compromiso a la mejora de programas de salud y servicios para todos las y los bolivianos, especialmente las y los jóvenes.

Redes de jóvenes en El Alto, una de las comunidades urbanas más marginadas del país, comenzaron a trabajar en estrecha colaboración con las autoridades locales para garantizar que los servicios de salud sexual y reproductiva para las y los jóvenes se incluyeran en las leyes bolivianas. Pero en otras partes del país, como Santa Cruz, no han tenido tanto éxito en la obtención de apoyo para el aumento de los servicios de salud sexual y reproductiva, y hacer frente a los alarmantes índices de embarazos no deseados y abortos inseguros entre los adolescentes.

Los activistas en Santa Cruz han declarado que continuarán presionando para la promoción y creación de espacios para el diálogo con los diferentes sectores de la sociedad civil para hacer frente a la urgente necesidad de transformar los dogmas religiosos y los paradigmas sociales y culturales que habitualmente discriminan y estigmatizan a las mujeres y jóvenes en Bolivia, dejándolos con un acceso limitado a los recursos necesarios para una vida sexual y reproductiva sana.

Alan Deivid Figueroa Frías es miembro de nuestra red de jóvenes y el Director Asociado del CIES.


Related:
El mundo acciona para despenalizar el aborto

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss